Saltar al contenido

MÉTODOS DE CULTIVO DE CÁÑAMO INDUSTRIAL CBD

como cultivar cbd

Antes de comenzar, nos gustaría explicarte una serie de pasos que debes seguir para realizar un cultivo de cáñamo industrial CBD correctamente:

  • La elección de la variedad:

Si el objetivo es lograr un determinado rendimiento, la variedad elegida debe ser necesariamente productiva . La mejor solución en este caso es optar por genéticas 100% sativa, como OG Kush ,  Flower Power o un híbrido sativa dominante como Cannatonic , Strawberry , Blueberry , Purple Haze , V1 47 , Harlequin . Este consejo es aplicable tanto al cultivo interior como exterior.

  • El espacio de cultivo:

Lo primero que debes hacer al iniciar un cultivo de cannabis en interior es encontrar el espacio que mejor cumpla con los requisitos de higiene y funcionalidad . Por tanto, es fundamental que la estructura pero también el sistema eléctrico estén en buen estado, y que no haya signos de insalubridad o problemas recurrentes de parásitos y patógenos.

El estado general del espacio debe permitirte trabajar en buenas condiciones ergonómicas, y también garantizar que los diferentes elementos presentes en el cultivo, incluidos los equipos eléctricos, puedan funcionar de manera segura. De esta forma, puedes concentrarse en lograr sus objetivos y anticipar cualquier problema que pueda retrasar o incluso impedir el éxito de su proyecto.

Elegir la cepa adecuada te acercará un poco más a lograr tu objetivo. Por eso, antes de optar por tal o cual genética, es necesario estar bien informado sobre la capacidad de producción y el potencial de desarrollo de las cepas en cuestión. Estos datos fundamentales te permitirán evaluar la viabilidad del proyecto, te ayudarán a comprender si la variedad es adecuada para tu espacio de cultivo y te orientarán sobre cómo actuar durante el proceso. Cuanta más información técnica recopile, mayor será la garantía de éxito.

En la recogida de datos es importante indagar sobre las condiciones de cultivo necesarias para las variedades elegidas, así como los resultados que se pueden obtener en función del sustrato (suelo, bonote, hidroponía, aeroponía, etc.).

Métodos de cultivo, poda y desmoche

Por tanto, también tendrás que informarte sobre las distintas técnicas de cultivo y poda disponibles y elegir la más adecuada para potenciar el rendimiento de la variedad elegida. Las opciones incluyen SCROG (Screen Of Green), SOG (Sea Of Green), LST (Low Stress Training), FIM (Fuck I Missed!) Y, dependiendo de la variedad, Schwazzzz, Supercropping o defoliación.

Antes de aplicar este tipo de técnicas, hay que estar seguro de que es el enfoque correcto para la variedad elegida. En caso de duda, puedes buscar el consejo de alguien de confianza que tenga experiencia en la industria legal del cultivo de cannabis. De lo contrario, puedes probar una pequeña parte de la planta y observar la reacción, una operación segura que le permitirá sacar conclusiones confiables.

El propósito de estas técnicas es estimular las hormonas de crecimiento de las plantas, a saber,  auxinas y citoquininas . Un buen punto de partida para principiantes es desmochar y podar las ramas inferiores, que garantizan buenos resultados en prácticamente todas las variedades de cannabis y evitan errores irreversibles.

Con el desmoche se obtiene una multiplicación homogénea de los nuevos brotes en la parte superior de la planta, mientras que la poda de las ramas inferiores conduce a una producción más abundante y uniforme de flores en la misma zona. Dos técnicas sencillas pero eficaces que ofrecen resultados muy satisfactorios en prácticamente todos los casos.

Las otras técnicas son más complicadas y proporcionan resultados variables, extraordinarios en algunos casos pero más modestos en otros. Por tanto, antes de aplicarlos, es aconsejable probarlos en una pequeña parte de la variedad elegida para asegurar su idoneidad para las distintas técnicas, evitando así encontrarnos con sorpresas desagradables.

Nutrición

Conocer las necesidades nutricionales específicas de las plantas y garantizarles un aporte equilibrado de nutrientes es otro de los puntos clave para el éxito. Por tanto, es fundamental contar con un sustrato homogéneo y bien oxigenado, así como en una solución nutricional de calidad.

El riego es un arte complejo que se perfecciona con la práctica. Si no tienes experiencia y no quieres equivocarte a la hora de elegir fertilizantes , lo mejor es optar por una gama establecida. Una vez hecho esto, observar las reacciones del cultivo a diario, prestando atención a las necesidades emergentes, te ayudará a alcanzar la excelencia.

Material de cultivo

Macetas

En este caso el consejo es elegir macetas de tela, que permitan una mayor aireación del sustrato y reduzcan el sobrecalentamiento de las raíces cuando las temperaturas son muy elevadas. Como siempre, al hacer tu elección, es importante tener en cuenta la interrelación y sinergia de los diversos elementos presentes en el espacio de cultivo.

Iluminación

Si tu estructura de cultivo lo permite, te recomendamos optar por lámparas HPS de 400, 600 o 1000 W, que ahorran energía, generan menos calor y son altamente efectivas tanto para el crecimiento como para la floración. De lo contrario, existen excelentes dispositivos LED en el mercado que ofrecen buenos resultados, pero su efectividad real es más incierta y es necesario estar bien informado antes de decidirse por un modelo.

Ventilación

Si el objetivo es maximizar la producción, no hay forma de ahorrar dinero en equipos de ventilación. Estos deben garantizar una óptima renovación y recirculación del aire que satisfaga plenamente las necesidades del cultivo para reducir el riesgo de plagas y enfermedades, y permitir que las plantas produzcan flores de cannabis grandes y compactas. Escatimar en este aspecto es una elección equivocada que puede tener efectos contraproducentes a largo plazo.